El Presupuesto Familiar

Importacia del presupuesto en la economia de la familia. Como hacerlo correctamente.

¿Qué es un presupuesto?

El presupuesto es un detalle del dinero que usted espera recibir y cómo tiene pensado gastarlo. Es decir, como espera usted distribuir ese dinero para cubrir sus necesidades: alimentación, transporte, alquiler, pago de deudas, seguros, suscripciones, servicios públicos, telefonía, servicio de cable y/o internet, actividades recreativas, gastos hormiga (son aquellos gastos pequeños que se realizan en el día a día, y que afectan en el presupuesto, por lo que deben considerarse) y cualquier otro.

¿Para qué sirve un presupuesto personal o familiar?

No tener un presupuesto es como caminar sin rumbo en la oscuridad, perdido en una inseguridad financiera. El presupuesto es la mejor herramienta para tener sus finanzas personales en orden.

Un presupuesto, personal o familiar, sirve para muchos propósitos. Por ejemplo ayuda a:

Pasos para la elaboración de un Presupuesto

Paso 1.

Determine cada cuánto debe hacer su presupuesto y cuántos días debe cubrir el mismo. Idealmente el presupuesto debe ser elaborado con la misma frecuencia, con la que recibe su ingreso. Usualmente, los presupuestos mensuales tienden a ajustarse a las necesidades de la mayoría de las personas.

Paso 2

Identifique todos sus ingresos. Se debe identificar de la manera más realista posible todos los recursos con los que usted cuenta, para afrontar sus pagos y no incluir entradas sobre las que no se tenga seguridad absoluta, de que se van a recibir

Paso 3.

Identifique todos sus gastos. Se debe incluir todos los posibles pagos que se deban hacer durante el período por pequeños que sean y, al contrario de los ingresos, sí se debe incluir gastos con alguna posibilidad de que ocurran e incluso separar recursos para cubrir imprevistos.

Paso 4

Evalúe hasta donde le alcanza el dinero y realice los ajustes necesarios. Si sus ingresos no le alcanzan para cubrir todos sus gastos y no tiene posibilidad de generar ingresos adicionales, ordene sus gastos por orden de importancia y trate de recortar gastos que no sean indispensables o busque formas de reducir el monto de los gastos obligatorios.

Paso 5

Prepare un control de sus gastos reales contra su presupuesto. Realice de manera constante una comparación del monto que tenía presupuestado, para cada gasto con lo que realmente va gastando en cada concepto, eso le ayudará a no excederse y a poder tomar medidas correctivas de manera oportuna

Si le sobra dinero no lo gaste

Algunas personas, cuando se encuentran en una situación en la cual sus ingresos son mayores que sus gastos y por tanto les está “sobrando” algo de dinero, empiezan a buscar desesperadamente en qué gastarlo en lugar de destinarlo para ahorro.

Dicho en otras palabras, asumen una actitud de “ya que me sobró me voy a dar un gusto”. Si bien, no está mal que de vez en cuando, si tenemos un poco de dinero de sobra nos demos un pequeño gusto, siempre es mejor darle prioridad al ahorro y separar algo de dinero para poder cubrir emergencias imprevistas como: comprar alguna pastilla, reparar una fuga de agua o llevar el carro al mecánico.

De ser posible, incluya una línea para ahorro como si fuera parte de sus gastos obligatorios; por pequeño que sea cualquier monto cuenta.

Qué hacer si no le alcanza

Si se está ante una situación en la que los ingresos no alcanzan para cubrir todos los gastos que se tienen previstos, se tienen dos opciones, buscar una nueva fuente de ingresos o bien, revisar su presupuesto para analizar que gastos puede eliminar, de manera que estos disminuyan.

Para aumentar los ingresos, se podrían valorar opciones como: trabajar horas extras, buscar un segundo empleo de medio tiempo o buscar alguna actividad adicional a la labor principal (desarrollar un emprendimiento como hacer manualidades o prestar algún servicio). Sin embargo, encontrar formas de aumentar los ingresos no siempre es fácil y normalmente la opción más viable es tratar de reducir los gastos. También, se podría valorar la posibilidad de refundir deudas con condiciones más favorables, que permitan bajar la cuota para tratar de tener menos comprometidos los ingresos.

Cuando el dinero no alcanza hay que hacer sacrificios y eliminar del todo o cuando menos disminuir los gastos no indispensables, es decir aquellos que corresponden más a gustos que a necesidades. A veces, gastamos más de lo que nos imaginamos en este tipo de gastos no indispensables. Por ejemplo, si usted acostumbra a comprarse todos los días un paquete de papas de ¢400 para acompañar el almuerzo, en principio ¢400 no parece una suma muy significativa. Sin embargo, si usted toma en cuenta que cada mes tiene unos 25 días hábiles esas papas al mes equivalen más o menos a ¢10.000.

En ocasiones, hacer pequeños cambios en sus hábitos, puede ahorrarle mucho dinero. Algunos ejemplos de medidas que podría tomar son:

  • Si usted almuerza fuera todos los días, valore la posibilidad de llevar almuerzo de su casa. O si sale a almorzar fuera todos los viernes, valore llevar almuerzo también, los viernes o reducir los almuerzos fuera a sólo una vez al mes.
  • Si frecuentemente compra un café en el negocio de la esquina, valore tomarse el café en su casa, llevar en un termo a la oficina o quizás comprar café instantáneo.
  • Llevar sus zapatos al zapatero en vez de comprar un par nuevo.
  • Pedirle a su costurera que le cambie la hechura a esa blusa vieja, pero que aún está en buenas condiciones, en vez de comprar una nueva.
  • En lugar de pagar un taxi, levántese más temprano y tome el autobús (puede aprovechar el tiempo de viaje para leer un libro, ponerse al día con las noticias o hasta tomar una siesta para recuperar el sueño perdido).

⚠️

No es sano asumir deudas para cubrir las diferencias entre lo que se gana y lo que se gasta. Esto se convierte en una bola de nieve que irá creciendo, porque a menos que se corrija la causa del problema, el dinero nunca le alcanzará.

Al siguiente mes no sólo tendrá el mismo faltante que el mes anterior, sino que adicionalmente tendrá que cubrir la mensualidad del nuevo crédito, lo que reducirá aún más el dinero disponible.

Nunca comprometa los bienes de su familia para mantener gastos innecesarios.

más en DolarCostaRica.com:

domingo, 7 de agosto de 2022